Protección para el Fuego

Protección para el Fuego

El hecho de ubicar Estaciones Transformadoras de Distribución Secundaria en locales integrados en edificios otros usos, ya sea vivienda, parkings, oficinas, locales comerciales, etc, nos vemos obligados a asegurar la integridad del edificio y del que contiene en el hipotético caso de un incendio interior.

Tenemos que tener claro que las ventilaciones y las puertas de acceso no certificadas tienen que evacuar directamente al aire libre exterior, preferiblemente de forma directa a la vía pública.

La protección al fuego con cierres perimetrales es fuerza simple: gero + lana de roca + gero. Con esta combinación conseguimos un nivel acústico en el sentido horizontal muy bueno. Otra forma es mediante materiales nuevos o ladrillos macizos que de por sí ya dan una protección al fuego de 240 minutos.

Son soluciones económicas, con materiales básicos y que, aparte de protección al fuego, nos dan una muy buena protección mecánica y un muy buen aislamiento acústico, todo esto con un grueso inferior a los 350 mm.

La protección al fuego al techo es algo más complejo. Para conseguir una protección de 240 minutos (REY-240) y que no nos perjudique con la acústica del local, se está empleando el proyectado de lana de roca mineral, aplicado con proyección neumática por vía seca directamente a la parte inferior del forjado. Se trata de un mortero de lana de roca mineral de una fuerte adherencia (en casos de superficies no porosas como el hormigón es preferible colocar una malla metálica clavada para asegurar la adherencia del mortero). No contiene tiza ni hace falta, como tampoco incorpora ningún componente tóxico, ni patógeno ni asbesto. Con todo esto, y gracias a sus características físicas, evita la condensación dentro del habitáculo.

En resumen, a Graubox no olvidamos el REY-240 en todo el cierre de la estación transformadora integrada.

Enlaces de interés:

www.cyafoc.com

www.tecresa.es/mortero-tecwool-t.html